Mi caja de pañuelos y mermelada rápida de fresas!

Bueno, pues aquí sigo acabando proyectos. El que os traigo hoy, os lo empecé a mostrar aquí y aquí casi a principios de diciembre.

La idea era cubrir una caja de pañuelos y partir de unos transfer:


Los transfer son geniales salvo en telas poco tupidas como los homespun que usé en los laterales:




Planché y planché, pero no aparecía prácticamente nada....y cuando levanté la tela de la base de planchar......pues nada ahora tengo una base de plancha decorada......cosas que pasan.

Para poder cubrir la caja a la perfección, directamente coloqué la tela del forro sobre la caja y la pinché con alfileres. Cada esquina la cogí con alfileres para hacer la forma de la caja y recorté al ras, pues no hacía falta margen de costura.

Después quité la pieza de la caja y me había salido un cuadrado sobre el que planché fiselina adhesiva. Volví a clavar la tela y esta vez hilvané la tela y luego la cosí y recorté lo más al ras posible para quitar los picos y me quedó así:


Por dentro está la tela del forro:


Como la parte de fuera eran telas variadas, las tuve que coser de la forma tradicional:




Como véis lo rematé todo con un bies. 

Para cerrarlo le cosí una tapa con lazo y lo decoré con hilo Valdani:


Este es el exterior acabado:


Y este el interior:



Como veis me han quedado unas arrugas en la parte superior al unir con la puntada decorativa, eso es porque no lo hilvané, creo, por lo que  lo tendré en cuenta para el bolso que tengo pendiente!!

En cualquier caso, creo que ha quedado coqueta, no? A mi me gustan mucho estos dos paneles:




Mermelada rápida de fresa

Cuando llegó a casa la primera caja de fresón de la temporada, no lo dudé y decidí que tenía que hacer mermelada, pues al final siempre se estropean unos cuantos:


Así busqué uno de mis libros de Jamie Olivier y me puse manos a la obra:


Pensad que no es mermelada comercial, por lo que la textura es más líquida y lleva muuuuucho menos azúcar , pero el sabor es fantástico.

Yo pesé 400 gr. de fresón ya limpio de rabitos y partes blancas y una vez lavado y escurrido, lo puse en una cacerola amplia y le eché 50 gr. de azúcar.

Con los dedos debéis estrujar los fresones para que se rompan y se mezclen con el azúcar. Dejadlo reposar unos 5 minutos para que se disuelva el azúcar en los jugos de los fresones.

Luego ponéis la cacerola al fuego, a temperatura media y lo dejáis entre 20 y 30 minutos. Si queréis que os quede más espesa, podéis añadir una manzana golden, lavada, pelada y rallada al principio de la cocción. La pectina de la manzana hará que espese. Yo no lo hice.

El olor que desprenderá la cacerola es maravilloso y el color precioso. Eso sí, la cuchara de madera acabará rosa!!

Debéis remover cada 3-5 minutos para que no se pegue:


Y quitat la espuma que se va formando:



Mientras, hervid vuestro recipiente de cristal unos 10 minutos y secad bien:


Cuando la mermelada esté lista, quitad del fuego y dejad templar. Echadla en el recipiente y guardadla en la nevera. Aguantará bien 2 semanas, si no vuela antes, claro:


El consejo de Jamie? Vetear con ella un arroz con leche bien frío.


Buen provecho!!

Comments

Your choice this month:

No es un adiós, es un NOS VEMOS EN SEPTIEMBRE

Welcome to my new blog!!

Bizcochos pluscuamperfectos!!