Bundt de turrón y flognarde de albaricoques!!

Hoy os traigo dos recetas deliciosas que os encantarán, siempre y cuando sigaís mis consejos, que no mis pasos!!

Bundt de turrón

Si me hicísteis caso y os guardasteis alguna pastilla de turrón blando, perfecto. Si no es así, tendréis que guardos este receta para Navidad.

Os aconsejo usar un turrón blando de calidad media, y no turrón a la piedra. Principalmente porque el segundo es mucho más caro y es una pena no paladearlo. Además, conviene que tenga trocitos de almendra que darán un toque de textura crujiente deliciosa a vuestro bundt.

Como la receta no es mía, os dejo directamente el enlace aquí donde Sandra lo explica divinamente y de paso conocéis un blog chulisimo: Cocina para dragones.

A estas alturas ya habréis oido hablar de los famosos bundt y sus peculiares moldes. Sí son muy bonitos, PERO, y es un pero en mayúsculas, se deben engrasar y encamisar muy muy bien.

Es decir, debeis armaros de paciencia y mantequilla y repasar muy bien todos los rincones del molde para evitar que se pegue y se rompa como me pasó a mi, como podéis ver en la foto!!

El turrón bien picado en la tabla, no molido. Si la tabla es flexible, os permitirá echarlo en la mezcla con más facilidad.

La miel que sea buena, por favor!!


Y sólo queda disfrutar!!

Flognarde de albaricoques

Si me leeís, ya sabréis que me encanta el clafoutis de cerezas cuya receta os dí aquí y que cuando se usa otra fruta, se llama flognarde, como este de peras que os expliqué aquí.

Pues bien, hoy traigo uno de albaricoques, que tiene un poquito más de trabajo, pero está delicioso y usa fruta de temporada a buen precio.

Escoged unos albaricoques que estén maduros pero algo firmes o se desharán en la sartén.


Ingredientes para 6 personas:

450 gr. de albaricoques (lavar, secar y quitad el hueso después de pesarlos)
40 gr. mantequilla (30 gr. deben estar fundidos y templados para la crema)
145 gr. azúcar
100 gr. nata para montar a temperatura ambiente
125 gr. leche a temperatura ambiente
4 huevos medianos a temperatura ambiente
45 gr. almendra molida
60 gr. harina 
1/2 cucharadita de pasta de vainilla
una pizca de sal

Preparación:

Lavad, secad y cortar en mitades los albaricoques y deshuesar. En una sarten gruesa antiadherente poned a calentar 10 gr. de mantequilla y 45 gr. de azúcar a fuego medio. Cuando esté el azúcar disuelto colocad los albaricoques en la sartén.



Cocinad a fuego suave por ambos lados unos 10 minutos.


Dejar templar en una rejilla o colador y recoger todo el jugo de la sartén y el que vayan soltando.

Mientras preparad la crema. Batid los huevos con el resto del azúcar hasta que doblen su volumen. Añadid poco a poco, y sin dejar de batir, la mantequilla fundida y templada, leche, nata, pasta de vainilla, harina, almendra molida y pizca de sal. Dejad reposar media hora, pero no la metáis en la nevera!

Cuando falten 10 minutos para que se cumpla la media hora, precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo y engrasad el molde que vayais a usar.

Colocad los albaricoques en el molde:


Batír sólo un poco  sólo para integrar la crema (a mano) y echadla sobre los albaricoques. Meter al horno entre 50 -60 minutos. 

Es posible que no suba tanto como las preparaciones de cerezas o pera, no pasa nada. Eso sí, por el centro la crema no debe moverse demasiado. 

Así me salió del horno:


Así nos lo comimos, como veis baja bastante y la fruta no sube tanto como en otras versiones:


Nos os olvidéis de calentar un poquito el jugo que recogisteis, batir con un tenedor y servir como salsa!! 

A nosotros nos gusta más reposada y fría, un pelín atemperada tras haber estado en la nevera, pero se toma templada de forma tradicional!

Espero que os guste!!

Felíz semana!

Josef


Comments

Your choice this month:

The Farmers Daughter Fibers