El pan de molde definitivo!!

No sé la de veces que he leído la frase "si haces tu propio pan de molde no volverás a comprar el comercial" y tengo que reconocer que es cierto.

Yo buscaba una receta que no llevara leche, ni mantequilla, pues la dieta que llevo ahora no lo permitía o al menos no lo aconsejaba, por lo que estuve brujuleando por internet y llegué al blog de El Pucherete de Mari y vi esta receta de pan de soja , que me gustó, aunque no era lo que buscaba.

El caso es que a partir de esa receta, saqué dos que son las que os traigo hoy, una con harina integral de espelta y la otra con harina de maiz y de trigo integral:


No os dejéis llevar por la apariencia de la corteza, la miga resultante es ESPECTACULAR , un pan tierno, tierno y lo tenéis que probar.

Pan de molde integral

Estas contidades se corresponden con un pan pequeño como el de la foto, si queréis un pan de tamaño normal, debéis duplicar las cantidades. Yo los cocí juntos en el mismo molde, uno pegado al otro, pues no tengo molde pequeño. Al sacarlos del molde se separaron con mucha facilidad.

Ingredientes:

200 gr. harina de fuerza
 1 cucharadita de miel
1/2 sobre de levadura de panadero seca o 12 gr. de levadura fresca
150 gr. de agua del tiempo
10 gr. de un buen aceite de oliva
5 gr. de sal

Y una de las variaciones que a continuación se dan.

Variaciones posibles:

.- 50 gr. harina integral de espelta 

o

.- 25 gr. harina de maiz (no Maizena) y 25 gr. harina de trigo integral

o

.- 50 gr. harina de centeno integral

o

.- 50 gr. harina de trigo integral


Esta vez yo realicé las 2 primeras variaciones.

Preparación:

Se mezcla el agua con la levadura y la miel y se deja reposar unos minutos. Deberá burbujear, si no es así es posible que vuestra levadura sea demasiado vieja y no sirva.

Mientras se colocan las harinas y la sal en un cuenco y se echa la mezcla de agua en el centro y se mezcla con un tenedor para integrar los ingredientes. A continuación debéis amasarlo un poco para terminar de integrarlo todo y entonces añadir el aceite. 

Observaréis que la masa que lleva maíz reacciona de forma distinta y cuesta más integrarle el aceite.

Ahora toca enharinar la superficie de trabajo y amasar de verdad. Tras un período de amasado, podéis dejar reposar 10 minutos y volver a amasar bien.

Se hace una bola y se coloca en un cuenco engrasado tapado con un paño para que doble su volumen, sobre 1 hora y media.

Si vuestra cocina está muy fría, podéis encender el horno 1 minuto a mucha potencia. Lo apagáis y entonces metéis vuestro cuenco (que no sea de plástico) igualmente con su paño en el horno a levar. 

Una vez levado, lo sacáis del cuenco y lo colocaís en vuestro molde engrasado. En este paso es donde se me arrugó la superficie, porque es una masa muy delicada, por lo que considero muy seriamente dejar levar la masa la próxima vez directamente en el molde de hornear y evitar así la manipulación. 

Calentáis el horno a 200º y horneáis durante 30 - 35 minutos. No os paséis de dorado o se secará demasiado.

Sólo queda desmoldar con cuidado y dejar enfriar sobre una rejilla. Para cortarlo , una vez frío, usad un cuchillo de sierra.

A disfrutar!!



Feliz semana!!

Josef


Comments

Your choice this month:

The Farmers Daughter Fibers