Hoy nos saltamos la dieta!!

A mi me gusta comparar siempre, antes, durante o después de comprar algo o hacer algún cambio. Busco mucho y veo distintas opciones y con mi dieta no iba a ser diferente.

Aunque estoy muy contenta con mi nutricionista y ya me deja mucha libertad, quería ver otras opciones y esta semana pasada fue a la consulta de otra reputada profesional.

Según entré, me midió y pesó, simplemente quitándome los zapatos (y abrigo), resultado: 68,1 kg a las 7 de la tarde.

Me hizo las preguntas de rutina sobre alcohol, tabaco y alguna cuestión médica, embarazos y demás.

Y aunque le dije que ya había perdido 12 kilos desde agosto, me espetó que tenía sobrepeso, que tenía que hacer una hora de ejercicio de 5 a 7 días a la semana y me dió una dieta, sin preguntarme lo que me gustaba o no, sólo si algo me sentaba mal.

Mientras me hablaba, yo sólo pensaba que si con vaqueros y todo pesaba 68,1 kg, eso significaba que pesaba mucho menos!!

Total que me fui  a mi casa sin perspectivas de volver por allí y directa me fui a mi báscula. Efectivamente, con ropa y sin zapatos 68,1 kg y sin ropa , 66,7 kg!!!!! Hacía unos 6 años que no veía esos números en mi báscula!!

Con nuevos ánimos revisé la nueva dieta y, por supuesto, no había días libres, y había que pesar hasta los tomates. Y eso me lleva a la entrada de hoy.

En toda dieta hay que tener alguna comida libre a la semana y disfrutarla sin sentimiento de culpa, y eso es lo que os traigo hoy, algunos pecadillos y algunos consejos de cómo introducirlos en vuestra dieta sin que se arruine!!

Cómo saltarse la dieta

Recordaréis que se deben hacer 5 comidas al día y si vais a saltaros la dieta, lo deberíais hacer únicamente en una de esas comidas al día, para no dar al traste con todos los esfuerzos realizados.

Las reglas más o menos serían:

.- Si os pasáis en la comida, eliminad los hidratos y reducir la grasa de la cena

.- Si os pasáis en la cena, reducid los hidratos y algo de la grasa de la comida del día siguiente

En estos casos, no debéis alterar ni desayuno, ni almuerzo, ni merienda

.- Si os pasáis en el desayuno, almuerzo o merienda, en la siguiente comida principal que hagáis aplicad las reglas anteriores.

.- Si se trata de un viaje o evento especialmente caótico respecto a la comida, pues en cuanto podáis volved a la dieta (no os peséis para comprobar el desastre) y procurad sed muy escrupulosos durante toda la semana.

Algun pecadillo!

Pastel salado, receta de aprovechamiento

Esta receta la aprendí estas Navidades de Lorraine Pascale, pero yo he cambiado el relleno por uno que hacía mi madre y he aligerado la grasa de la masa y este es el resultado.



Vamos con la receta:

Un molde de unos 18 cm. (os sobrará algo de masa, por si queréis hacer una tapa o congelarla para una galette salada)

Ingredientes para la masa:

100 ml de agua
60 gr. mantequilla
125 gr harina común
150 gr. harina integral al gusto (trigo, espelta, centeno)
1 huevo
una pizca generosa de sal
1/2 huevo batido para pincelar 

Ingredientes para el relleno:

restos de pollo asado, carnes del cocido, etc. al menos 2 tazones hermosos llenos
1 cebolla
tomate frito, el mejor que tengáis
1 huevo + 1/2
4 cucharadas de un buen queso rallado, mejor Parmesano

El relleno puede ser de verduras de vuestro gusto.

Engrasar las paredes de un molde desmontable y poner papel de horno en el fondo.

Preparar el relleno, pochando la cebolla y añadiendo las carnes bien desmenuzadas e incorporando el tomate. Podéis añadir un chorro de brandy o similar y dejar que se evapore antes de añadir el tomate. Dejar templar.

Mientras se enfría el relleno, preparáis la masa.

Calentar el agua y mantequilla hasta el primer hervor.

En un bol, poned las harinas, la sal y el huevo. Cubrir el huevo con la harina y echar la mezcla caliente de agua y mantequilla.  Mezclar muy muy rápido con una cuchara y haced una bola. Meted en la nevera unos 7 minutos a enfriar.

Precalentar el horno a 200º, calor arriba y abajo.

Sacad la masa de la nevera y amasadla un poco para amalgamarla bien y estirar sobre una mesa de trabajo enharinada a unos 5 mm. Cortar un círculo tomando como base vuestro molde y calculando la cantidad de masa para que cubra también las paredes del molde.

Dobláis en cuatro la masa y colocáis el pico en el centro del molde y adaptáis y ajustáis bien la masa sin que quede tirante o se romperá.

Añadid el huevo y medio batidos al relleno templado y echadlo en el molde. Echad el parmesano por encima. Recortar toda la masa que os sobre. Podéis hacer una bola y congelarla bien envuelta en film de plástico.

Haced unos bordes bonitos a vuestro gusto y pincelad con el restante 1/2 huevo batido con una pizca de sal.

Hornear unos 40 minutos.

Espero que os guste!!

Feliz semana

Josef

Comments

  1. ¡¡Enhorabuena por esos kilos perdidos!!
    Lo cierto es que todo se centra en tener una dieta equilibrada, y sobre todo hacer ejercicio.

    ¡Gracias por tus consejos! Son importantes, porque vienen desde la experiencia.

    Besos

    ReplyDelete

Post a Comment

Your choice this month:

The Farmers Daughter Fibers