De paseo por el Norte!! (1ª parte)

Buenos días a tod@s!! Ya os dije que pronto estaría de vuelta y tras recargar pilas y pasar frrrrrío, ya estamos por aquí. Os estaréis preguntando donde se pasa frío en agosto......pues en el Norte de España y se está de fábula de manguita larga y hasta un polar por las noches.

Coser no pude claro, pero sí dibujar mucho y pronto os enseñaré varios proyectos que acabo de empezar, pero dadme tiempo, un poquito.

Nuestro cuartel general estaba en Tarazona (Aragón), que recuerda mucho a Toledo, pero mucho, mucho:




Cuenta con una preciosa catedral


y con una judería de las más importantes de España



Estas son las marcas que indican las entradas a la Judería, en total son 5:



Y, por supuesto, las calles son así, con indicaciones en hebreo


Y estrechitas



Tienen casas colgadas




Y unas vistas de la ciudad increibles


El edificio que veis más abajo no es una plaza de toros, bueno ya no, sino casas


Y este es el Ayuntamiento







Y este el monumento al Cipotegato


Si Tarazona era nuestro cuartel general, el Restaurante Saboya 21, de nuestro amigo José era nuestro centro de aprovisionamiento y precisamente uno de sus postres está dedicado a este ilustre personaje, con sus colores típicos


y un curioso y muy sabroso helado de tomate 



Lo cierto es que todo en el Saboya 21 es estupendo, desde su ubicación encima de un bar de corte más tradicional, que le otorga unas vistas envidiables, pasando por su decoración y un trato afable y muy atento.

Respecto a la comida, qué os puedo decir, todo estaba delicioso y es que José cuida hasta el último detalle de sus platos, en los que destacan las setas, de las que es gran conocedor. En otra entrada os hablaré de sus sales, con las que hace poco hice un estupendo pan, pero eso será otro día.

De los platos que más me gustaron destacaría la ensalada de foie y pato con calabaza, helado de coco y piña colada que estaba tan buena que se me olvidó hacerle foto y eso que la pedí varias veces!!

Y sus colmenillas con pastel de espárragos nos conquistaron a todos, el pan no hacía más que caerse en nuestros platos, menuda salsa:


El vino, muy rico y eso que a mí los caldos de esta zona no suelen gustarme


Una curiosidad: es el que sirvieron en la pasada edición de los Oscar.

Por supuesto, el postre merece especial atención y a mi me conquistó con este plato degustación:


En el sentido de las agujas del reloj: pastel de queso, pastel ruso (os acordáis que me encanta: aquí y aquí ) pero este casero, pastel de 3 chocolates , helado , trufas y bolitas de coco.

Hoy lo dejamos aquí , porque hay tantas fotos que mejor os lo cuento en dos partes. Lo próximo: Olite y Pamplona (Navarra), pero eso ya será otro día.

Disfrutad el verano!!!

Comments

Your choice this month:

The Farmers Daughter Fibers